Buscar

Desmontando los mythos de las philias

Protegido: Cuestionario-Entrada encriptada

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios

Logofilia: Fascinación ( orgasmo) con las palabras.

¡Buenos días! Hoy os dejo el reblogueo de la bitácora ladoncelladelaola.wordpress.com para que sigamos descubriendo parafilias. En este caso se trata de una que no se suele conocer y que es también muy interesante.

ladoncelladelaola

books-1394336__180

Hola amigos de la blogosfera.

Hace unos días vimos lo que era la escriptofobia ( temor a escribir en público) , y como todo en la vida tiene dos caras, ahora veremos lo que es la logofilia .

La logofilia está dentro de las parafilias, entendiéndose estas como un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente de placer no es la cópula en sí, sino alguna otra actividad que lo acompaña.

Las personas que padecen este trastorno sienten placer, sensualidad y ganas de hacer el amor ante el sonido de determinadas palabras y las imágenes que sugieren.

No hay que confundir este trastorno con leer una novela erótica y excitarnos al leer y ver impresas determinadas palabras, o a las imágenes que recreamos en nuestra mente al leerlas, ése sería un comportamiento normal ante un estímulo de tipo sexual, el logófilo no necesita que las palabras que…

Ver la entrada original 136 palabras más

Parafilias y el cine II

En esta ocasión toca analizar la película de “Diario de una ninfómana”, una producción española de 2008 que se basa en la novela de 2003 de la francesa Valérie Tasso.

Resultado de imagen de diario de una ninfomana

El largometraje de Christina Molina nada tiene que ver con el título bajo el que reza. Cuando de primeras lees un título tan llamativo -compras las entradas, las palomitas y te acomodas en la butaca-, lo que esperas ver es la representación de la ninfomanía o, al menos, una aproximación a esta parafilia. Pues bien, para nada es el caso de esta obra, como bien resume un forero en Filmaffinity:

“Diario de una ninfómana” es una película para aquellos que o bien creen que una mujer que disfruta mucho del sexo, se comunica a través de él y tiene muchos amantes, ya es una ninfómana; o bien no podrían soportar ver en pantalla hasta dónde puede llegar y lo que puede sufrir una mujer obsesionada con el sexo. No se trata del diario de una ninfómana, sino de una mujer inmadura y emocionalmente inestable. El contenido original de la obra se ha edulcorado tanto que ya no se trata de una historia de obsesión por el sexo (la ninfomanía es algo que sólo se nos sugiere cuando ella quiere sexo una vez más y él declara que está cansado; conclusión: una ninfómana es una mujer que tiene más apetito que un hombre). Bien es cierto que para una producción española mayoritaria la desnudez y el sexo explícito son bastante atrevidos, pero ¿qué hay de la trama y la psicología de los personajes?Saul Pascual

Sin embargo, no todo es malo. Sí es cierto que en algunos matices se dislumbra la esencia del trastorno. La protagonista reitera la falta de control que siente, que más que un deseo es una necesidad y cita en una escena: “A veces pasa con desconocidos que ni me atraen”. Esto son características principales de aquellos/as que sufren esta parafilia. No obstante, la película versa sobre la vida de una joven que simplemente tiene exceso de libido pero no un desorden parafílico.

Resultado de imagen de diario de una ninfomana

Fuentes:

Críticas y ficha en Filmaffinity

La autonepiofilia o “baby adults”

Os reblogueo la entrada de la bitácora psicolorenzogijon.wordpress.com que me ha parecido muy interesante y relevante para la temática que tratamos.

Sara P Lorenzo

baby-adult

Después de estar tanto tiempo sin actualizar tras unas maravillosas vacaciones… Voy a tratar un tema del que siempre he tenido ganas de hablar y nunca lo he hecho porque no tenía mucho que ver con la línea del blog. Se trata de los “baby adults” o como también se le conoce por su nombre más técnico: la autonepiofilia o infantilismo parafílico.

Ver la entrada original 656 palabras más

Recursos visuales a tener en cuenta

En esta entrada os dejo unos vídeos que ayudarán a comprender mejor las parafilias, sus características y su estudio. Espero que os sirva de ayuda y que disfrutéis con la nueva información que os suministro.

Resultado de imagen de informacion

A punto con La 2 – Sexualidad – Las parafilias (19 may 2016):

Las sexólogas Cristina Callao y Valérie Tasso analizan el patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos.

Link: http://www.rtve.es/alacarta/showEmbeddedCode.shtml?contentID=3612649&urlLocation=http://www.rtve.es/alacarta/videos/a-punto-con-la-2/punto-la2-sexualidad-19may/3612649/

Resultado de imagen de informacion

Paraphilic Disorder- Vídeo de Youtube – DSM V VIDEO LEARNING LESSONS:

Es un vídeo oficial del DSM V que explica a grandes rasgos y con mucha claridad, haciendo uso de textos y diapositivas, las parafilias y qué hace que desemboquen en desordenes mentales.

Link: https://www.youtube.com/watch?v=0TtryBLokZc

Resultado de imagen de informacion

Paraphilic Disorder- Vídeo de la base de datos abierta Alexander Street:

Este vídeo, como el anterior abarca, en un espectro amplio, las parafilias y los desórdenes que pueden derivarse de ellas.

Link: http://search.alexanderstreet.com/view/work/3295290

Voyeurismo

ventana-indiscreta

El voyeurismo o voyerismo es una conducta que puede llegar a ser parafílica. Aquellos que presentan esta conducta son conocidos como “voyeurs” o “voyeuristas”, y buscan obtener excitación sexual al observar personas desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual; sin embargo no implica ninguna actividad sexual, posterior, por parte del voyeurista. – Wikipedia

No existe ningún estudio científico que determine las causas exactas de esta parafilia, no obstante algunos expertos consideran que esta práctica surge en momentos de la infancia. Quizás por ver a alguien desnudo o porque se le prohibiese, de manera reiterada,  expresarse sexualmente en su hogar.

Los síntomas determinantes del voyeurismo según la Encyclopedia of mental disorders son:

  1. Que durante un periodo superior a seis meses el sujeto experimente recurrentes, intensas o sexualmente excitantes fantasías, impulsos o comportamientos.
  2. Fantasías, impulsos o comportamientos que causen una angustia significante para una persona en sus funcionalidades diarias.

Uno de los rasgos característicos es que el voyeur no interactua directamente con el objeto de voyeurismo. Es más, es rara la ocasión en la que el o los sujetos saben que están siendo observados. Las personas con esta parafilia suelen servirse de instrumentos como prismáticos, binoculares o cámaras para poder apreciar con todo lujo de detalles la situación. El conjunto de todo esto produce que la persona lo utilice para darse placer durante o después de la acción voyeur.

Dentro del apartado anterior, los distintos sondeos han sacado a la luz que en la gran mayoría de casos el perfil del voyeur es un hombre y se suele representar a partir de los 15 años.

Finalmente, como nos dice la página de Psychologist Anywhere Anytime, lo principal para el tratamiento de esta parafilia es que el sujeto quiera un cambio en su patrón de comportamiento. Algunos de los tratamientos más utilizados son: terapia conductual, en la que se trata de enseñar al sujeto a controlarse; terapia cognitiva, tratando de “buscar cambiar el comportamiento del paciente sin analizar cómo y por qué aparece. Se basa en la idea de que el fetichismo es el resultado del condicionamiento”; psicoanálisis, en el que se trata de llegar al subconsciente para averiguar la causa del comportamiento sexual que tiene el individuo en terapia.

carrier-iq-privacy

Fuentes:

Definición de voyeurismo en Wikipedia

Encyclopedia of mental disorders

Psychologist Anhywhere Anytime

 

Parafilias y el cine I

Con este post se abre una nueva sección del blog que como leéis en el título se llama: Parafilias y el cine. En este nuevo apartado se irá mostrando cómo el cine ha ido a lo largo de los años enseñándonos cosas de las distintas parafilias. A su vez, veremos como otras películas tenían la intención de hacerlo y acabaron en un eterno cliché.

En esta primera entrada hablaremos de una de las primeras películas que nos viene a la mente cuando pensamos en parafilias y cine, la reciente Kiki, el amor se hace de Paco León. Este largometraje es una producción española que vio la luz en 2016 con una duración de 102 minutos.

Resultado de imagen de kiki el amor se hace

Esta comedia es un remake  de la canadiense The Little Death (2014) y hace un recorrido por distintas parafilias dentro del género de cómico. Narra cinco historias de amor en el que al menos uno de los integrantes de la pareja tienen gustos extravagentes.

Así pues, nos podemos encontrar a una pareja de feriantes que busca un hijo pero que la mujer solo se excita si ve a su marido llorar (dacrifilia) u otra pareja que es atracada y la mujer descubre  su harpaxofilia. A continuación se detallen las distintas parejas con la explicación adjunta de cada una de las parafilias:

Paco (Paco León), Ana (Ana Katz) y Belén (Belén Cuesta) – POLIAMOR

Resultado de imagen de kiki el amor se hace

Como bien explica el colectivo madrileño del poliamor:

“El poliamor consiste en amar a varias personas a la vez, de forma consensuada, consciente y ética. Quienes lo defienden consideran que el amor no tiene que estar restringido, porque si quieres a alguien deseas lo mejor para esa persona y eso incluye poder ampliar su vida amorosa y sentimental. La única condición es el amor entre las personas y la aceptación de la relación por parte de todas ellas.”

Desde mi punto de vista la película no hace una representación fiel de este término por dos razones:

  1. No coincido con el criterio de añadir el poliamor en un contexto de parafilias
  2. La película representa el inicio de la relación como simplemente excitación por parte de Ana hacia Belén, pero no hace referencia al “amor” en sí.

 

Natalia (Natalia de Molina) y Álex (Álex García) – HARPAXOFILIA y DENDROFILIA

Resultado de imagen de kiki el amor se hace

Natalia viene de una familia propensa a tener distintas parafilias. Su hermana, por ejemplo, tiene dendrofilia. La dendrofilia es aquella filia que identifica a las personas que se sienten atraídos o excitados por las plantas y los árboles. Los que tienen esta parafilia pueden utilizar los tallos, las flores, las protuberancias de los árboles o cualquier otro elemento para satisfacer su deseo. Por su parte, Natalia, al ser atracada en una gasolinera, experimenta una sensación solo comparable a lo que su hermana sentía en el bosque. Es así como descubre la harpaxofilia, que es la atracción producida al ser asaltado o robado con violencia.

 

Mª Candelaria (Candela Peña) y Antonio (Luis Callejo) – DACRIFILIA

 

Resultado de imagen de kiki el amor se hace paloma

María Candelaria y Antonio son una pareja de feriantes. A la muerte de uno de los mejores amigos de Antonio, María Candelaria descubre que le excita mucho ver a su marido llorando (dacrifilia). Este descubrimiento provocará que María Candelaria haga una y mil cosas para apenar a su marido, desde secuestrar a su propio perro hasta inventarse una enfermedad terminal.

José Luis (Luis Bermejo) y Paloma (Mari Paz Sayago) – SOMNOFILIA

Resultado de imagen de luis bermejo kiki el amor se hace

José Luis y Paloma son un matrimonio de mediana edad en el que la pasión se extinguió hace tiempo. Por H o por B, José Luis descubre que tiene somnofilia, una parafilia que produce que los individuos sientan excitación sexual al realizar el coito con personas dormidas. Esto produce que José Luis empiece a darle somníferos a Paloma para que quede rendida por las noches y el pueda satisfacer sus deseos.

Sandra (Alexandra Jiménez) y Rubén (David Mora) – ELIFILIA

Resultado de imagen de kiki el amor se hace

Sandra es una treinteñera que trabaja en una empresa de traducción para personas sordomudas donde conoce a Rubén. A diferencia de las demás parejas, ambos no mantienen una relación si no que se conocen y es al final del largometraje cuando comienzan a estar juntos. En la película se ven varias escenas donde se hace patente la elifilia de Sandra, una afección que produce que la chica sienta un deseo irrefrenable por tocar tejidos agradables como la seda o el terciopelo. Tal es el caso que en una escena ve en el metro a un chico con una camisa de seda y no puede refrenar el impulso de avalanzarse sobre el cuello de la camisa y comenzar a frotarlo para después salir corriendo a la estación.

Fuentes:

Blog de Enfermería Mental. Elifilia.

Blog de la psicóloga Silvia Olmedo. ¿Qué es la somnofilia?

Diccionario de filias y parafilias de Psicoactiva

MuyInteresante Digital: Diccionario de parafilias. ¿Qué es la dacrifilia?

MuyInteresante Digital: Diccionario de parafilias. ¿Qué es la dendrofilia?

PoliamorMadrid

Exhibicionismo: Definición, casos e hipnosis clínica

No todas las parafilias desembocan únicamente placer sexual. El caso del exhibicionismo tiende a acarrear tras el acto sentimientos de culpa, desasosiego y vergüenza.

Muchos de estos casos derivan de traumas infantiles relacionados con el sexo que quedaron en el subconsciente del individuo generando estrés y en consecuencia, la exhibición.

El exhibicionismo es la exposición de los propios genitales en público ante personas desconocidas, a veces, el exhibicionista se masturba durante la exposición, o posteriormente cuando lo recuerda o imagina – SaberPsicologia

George y Ritchie en su artículo The use of hypnosis in a case of exhibitionism determina que el perfil estándar de los pacientes que sufren este trastorno es el de un varón de inteligencia media, casado, tímido y sin problemas interpersonales que siente de manera recurrente la necesidad de exponer sus genitales a personas, generalmente mujeres. No obstante esto último puede verse representado frente a niños u otros adultos sin que sea anómalo.

Los estudios referentes al tema determinan distintas formas de tratamiento dependiendo del campo de trabajo del especialista. A continuación se relatarán dos casos en los cuales una de las soluciones es la administración diaria de paroxetina y otra el tratamiento hipnótico.

En el primer caso, el sujeto Y se trataba de un hombre de 29 años casado y con hijos que no presentaba problemas neuronales pero que sentía la tendencia de exhibirse públicamente. El médico que se le asignó le administró una dosis de paroxetina diaria de 10 mg y esto produjo notables cambios como la disminución de los pensamientos exhibicionistas así como el aumento del control sobre estos impulsos. Para continuar con el tratamiento se le fue aumentando progresivamente la dosis hasta que tras llevar dos meses y medio con una dosis diaria de 30 mg el sujeto notó cambios sustanciales en el control de sus impulsos.

En el segundo caso, el sujeto X se trataba de otro varón de edad media con hijos que sentía la necesidad de exhibirse prácticamente a diario. En este caso, el sujeto X se sometió a distintas sesiones de hipnosis para despertar a la memoria subconsciente y encontrar el problema en episodios pasados.

El terapeuta consiguió averiguar que el sujeto había sufrido vejaciones desde la niñez por parte de su madre puesto que esta deseaba una niña. Esto provocó que a lo largo de su infancia y preadolescencia lo humillara y amenazara con castrarlo. Este estrés provocó que el sujeto desarrollara el exhibicionismo como mecanismo de defensa para la reafirmación de su masculinidad.

Durante las sesiones de hipnosis el terapueta le repetía incansablemente las siguientes premisas:

  1. Que era una persona normal, saludable y con un tamaño de pene normal que había logrado engendrar dos hijos sin ningún problema.
  2. Que no tenía que temer al sexo femenino puesto que este no pretendía castrarlo.
  3. Que cuando se sintiera con estrés e impulsos deslizara su mano al bolsillo derecho para tocar sus genitales y comprobar que seguían estando ahí.

Esta terapia logró reducir casi al 100% los sentimientos de agotamiento, estrés y ansiedad y en consecuencia las tendencias de exhibición.

Al igual que en este último caso, las tendencias del sujeto Y se derivaban de un trauma infantil que le ocurrió a la edad de 9 años. La hermana del sujeto y su novio, quienes eran cinco años mayores, le obligaron a estimularles los genitales hasta el orgasmo y esta situación prevaleció en el subconsciente del individuo.

Fuentes:

GEORGE G., RITCHIE, Jr. (1968). The use of hypnosis in a case of exhibitioni. Psychotherapy: Theory, Research & Practice, 5, 40-43.

SABERPSICOLOGIA. (2012). Exhibicionismo.

WICKRAMASAKERA, I. (1968). The application of learning theory to the treatment of a case of sexual exhibitionism. Psychotherapy: Theory, Research & Practice, 5, 108-112.

 

exhibicionismo

Adicciones sexuales y problemas definitorios

Antes de meternos de lleno en el análisis del concepto de adicción sexual y de determinar si es o no un desorden mental, deberíamos detenernos y preguntarnos ¿qué es un trastorno mental?

“Un trastorno mental es un síndrome caracterizado por una alteración clínicamente significativa del estado cognitivo, la regulación emocional o el comportamiento de un individuo, que refleja una disfunción de los procesos psicológicos, biológicos o del desarrollo que subyacen en su función mental. Habitualmente los trastornos mentales van asociados a un estrés significativo o una discapacidad, ya sea social, laboral o de otras actividades importantes.” – El Psicoasesor

No obstante, esta definición no es garante de verdad. A lo largo de los años cada vez que los especialistas se acercaban a delimitar la definición del concepto, encontraban nuevos caminos que les hacían dudar de los recién estudiado.

Por ejemplo, durante muchos años se creyó que las desviaciones sexuales eran todas aquellas que no se ceñían a un patrón heterosexual y que fomentaban conductas bizarras. No fue hasta 1973 que Robert L. Spitzer emprendió una campaña para la eliminación de la homosexualidad en su categorización como enfermedad mental con el 58% de los votos de la comunidad científica.

Esto no fue más que la punta del iceberg que provocó complejas disputas sobre la esencia del concepto de desorden mental. De ahí, como referencia Patrick Singy en su artículo, nacen tres corrientes de pensamiento:

  1. Naturalistas. Quienes creen que salud y enfermedad pueden ser definidos objetivamente.
  2. Normativistas. Quienes creen que salud y enfermedead son el resultado de juicios de valor.
  3. Híbridos. Quienes creen que salud y enfermedad son conceptos referidos a la naturaleza y valores humanos.

Por otro lado, Stephen B. Levine argumenta que existen tres formas de etiquetar lo que es una adicción sexual:

  • Una categoría dentro de los desórdenes del comportamiento
  • Un síntoma de un problema subyacente
  • Una elección que refleja ciertas sensibilidades personales

Con esto llegamos a la conclusión de que uno de los mayores problemas a la hora de definir ciertos términos es la proclamación de ideas en base a juicios. Sin embargo, estudios recientes consideran que una adicción sexual es aquella en la cual el individuo no puede controlarse y puede ser destructivo para sí mismo o su entorno.

Fuentes:

Levine, B. S. (2010). What is a sexual addiction? Journal of Sex & Marital Therapy,  36, 261–275. doi: 10.1080/00926231003719681

Singy, P. (2012). How to Be a Pervert: A Modest Philosophical Critique of the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Revista de Estudios Sociales, 43, 139-150. doi: http://dx.doi.org/10.7440/res43.2012.12

Ulieses, T. (2014, mayo 6). Definición de trastorno mental según el DSM-5 [Entrada blog].

“Being different is not the same as being sick”-How to be a pervert essay

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑